Directorios Industriales
Proveedores Industriales Proveedores IndustrialesMATERIALES, COMPONENTES Y ACCESORIOSMAQUINARIA, EQUIPOS Y HERRAMIENTASSERVICIOSDISTRIBUIDORES
Monografías > Buscar

BANDAS TRANSPORTADORAS

El transportador de banda es de servicio intenso y adecuado para el transporte de grandes tonelajes sobre trayectorias que quedan fuera del intervalo cubierto por cualquier otro tipo de transportador. La capacidad puede ser de varios miles de toneladas por hora y las distancia de algunos metros a varios miles de tonelajes por hora. La trayectoria puede ser horizontal o inclinado, hacia arriba ó hacia abajo, o una combinación de estas direcciones.

El límite de la inclinación se alcanza cuando el material tiende a resbalar sobre la superficie de la banda. Puede manipular material pulverizado, granular o en trozos  o terrones, con la limitación de que la temperatura no sea bastante elevada para quemar la cubierta de caucho (aproximadamente 120 °C).




En su forma más sencilla, el transportador consiste en una polea motriz o cabezal, una polea compensadora de la tensión, una banda o cinta sin fin, y de poleas locas de guía en el tramo de transporte y en el retorno. La separación de estas poleas guías en el lado de transporte varía con el ancho y la carga de la cinta, y es ordinariamente de 1,5 metro o menos. Las poleas guías del lado de retorno van separadas por distancia de 3 metros entre ejes (o algo menos, según el peso y ancho de la cinta). Se usan casi exclusivamente poleas guías blindadas o cerradas de antifricción con accesorios de lubricación a presión que requieren atención aproximadamente una vez por año.

La capacidad de un transportador de cinta depende del ancho de la misma, de su velocidad y de la densidad y características granulométricas del material a transportar.

Los transportadores de cinta pueden ser de dos tipos: planos o en forma de canal o “U” abierta. Los primeros se usan más frecuentemente para trasladar paquetes o materiales a granel sobre rutas fijas y a velocidades deseadas. Los segundos se usan universalmente para trasladar materiales a granel tales como carbón, cemento, vidrio, minerales, arena, tanto húmeda como seca. El canal suele estar formado por tres rodillos, los dos de los extremos se ponen formando un ángulo de 20° para proporcionar el máximo volumen de carga.

La construcción estándar de las cintas de caucho tiene varias capas o lonas de algodón,  tela, plástico o metálicas, pegadas o cementadas que constituyen el núcleo resistente a la tracción y van cubiertas por ambas caras con caucho para resistir la abrasión y conservarlas exentas de humedad. El espesor de la cubierta superior es determinado por la severidad del trabajo y varía de 1,5 a 12,5 mm. La cubierta inferior es ordinariamente de 1,5 mm. También llevan una capa de tejido de tramo floja, llamada “tira rompedora”, que va embebida en la capa superior a continuación de la lona para aumentar la adhesión de la cubierta al relleno o núcleo de la banda. La cinta es especificada de acuerdo con la tensión a que pueda ser sometida en condiciones de seguridad y ésta es una función de la longitud del transportador.

El caucho sintético se está empleando intensamente en la construcción de cintas. Se han encontrado satisfactorias combinaciones de caucho sintético y natural. Los cauchos sintéticos son superiores bajo circunstancias especiales, por ejemplo, los sintéticos de neopreno lo son cuando se trata de  ambientes contaminados con aceite y grasa.

La vida o duración de una cinta depende del material a transportar. Con material en terrones o trozos, sus golpes en el punto de carga pueden ser destructivos. Los trozos pesados, tales como mineral y roca, atraviesan el recubrimiento protector y ponen al descubierto la armazón de la banda.


El efecto de tales golpes se reduce haciendo flexibles los soportes de la banda. Esto puede conseguirse empleando poleas guías con llantas o cubiertas acolchadas o neumáticas o soportando las poleas locas sobre montajes de caucho.

Debe evitarse verter la carga verticalmente contra la banda. En donde sea posible, se debe dar a la carga un movimiento en la dirección y sentido del recorrido de la cinta.

Otros factores destructivos son el sobre tensado de la cinta, el que las cintas trabajen desalineadas y el rozamiento contra los soportes, las poleas guías rotas y el hecho de que no se limpie la superficie de la cinta antes de ponerse en contacto con las poleas desviadoras y descargadores.

La polea o tambor motriz es la encargada de la impulsión de la banda transportadora. El deslizamiento de la banda sobre la polea motriz es destructivo. Hay poca diferencia en esta tendencia a deslizar entre una polea desnuda y una recubierta cuando la cinta está limpia y seca. Sin embargo, una cinta mojada se adherirá mejor a una polea recubierta, especialmente si el recubrimiento es acanalado.

Los transportadores de servicio intenso, expuestos a la posibilidad de humedecimiento de la cinta, son impulsados generalmente por una polea recubierta, en el cabezal, con un recubrimiento de caucho de 12,5 mm con canales de 6 x 6 mm, separados por distancias de 12,5 mm y de preferencia, practicadas diagonalmente.

Se puede emplear una polea de desviación para aumentar el arco de contacto sobre la polea del cabezal y como esta se encuentra en contacto con el lado sucio de la cinta, es  esencial un limpiador de cinta. Dicho limpiador puede ser un cepillo de púas de alta velocidad, un limpiador de caucho en espiral, discos circulares montados inclinados sobre un árbol para que froten al girar, o un rascador. Los depósitos húmedos, como los de arcilla o polvo de carbón se eliminan mejor por rascadores diagonales múltiples de acero inoxidable.


Un transportador de banda debe vaciarse después de cada período de trabajo, para evitar una deformación importante al arrancar. El motor debe tener un gran par de arranque, extracorriente moderada de arranque y buenas características cuando trabaje a plena carga. El motor trifásico de doble jaula de ardilla satisface estas necesidades.

Para transportadores de cinta de gran tonelaje y servicio pesado, es esencial que el par motor se vaya formando lentamente, pues de lo contrario, pueden ocasionarse graves perjuicios a la cinta.

El embrague hidráulico, sirve perfectamente para este fin. La mejor solución es el embrague dinámico. Tiene éste un rotor magnetizado sobre la prolongación del eje del motor, el cual gira dentro de un anillo de hierro enchavetado al engranaje de reducción del transportador. La corriente excitadora se va intensificando automáticamente durante un tiempo que puede extenderse hasta dos minutos y el incremento de la atracción magnética sobre el anillo va acelerando la cinta.

Para tensar la cinta convenientemente, se emplean tensores de tornillo y tensores de gravedad por contrapeso. Los primeros son satisfactorios para transportadores cortos. Para transportadores largos, la dilatación y contracción de la cinta con las variaciones de temperatura hacen preferible a los segundos, sobre todo cuando se usan juntas vulcanizadas. En este caso el tensor debe ubicarse, de ser posible donde primero se produzca el aflojamiento, generalmente justo detrás de la polea impulsora.

Para la descarga se utiliza generalmente una rasqueta  ubicada diagonalmente o una rasqueta en “V”, pero en general el equipo más utilizado son los descargadores en “S” que vuelven la parte superior de la cinta hacia abajo, volcando su contenido en una tolva con descarga lateral.


CAPACIDAD DE TRANSPORTE DE LA CINTA

Las variables a tener en cuenta son el peso específico del material a transportar, la granulometría del mismo, la altura y velocidad de la cinta.

Para cintas planas, y a partir de valores empíricos, se obtiene que la capacidad se puede determinar con suficiente aproximación mediante la ecuación:

CP= 0,0065 * a2 * d * v / 30      [Ton/h]

Para cintas tipo “U”, y a partir de valores empíricos, se obtiene que la capacidad se puede determinar con suficiente aproximación mediante la ecuación:

Cu= 0,0151 * a2 * d * v / 30      [Ton/h]

Siendo:

a – Ancho de la banda (cm)
d - Peso específico o densidad del material (Ton / m3)
v -  Velocidad de la cinta  (metros por minuto)


POTENCIA DEMANDADA POR EL TRANSPORTADOR

Para determinar la potencia absorbida es necesario considerarse los siguientes componentes:

N1= potencia requerida para el funcionamiento en vacío [HP]
N2= potencia necesaria para el movimiento horizontal de la carga [HP]
N3= potencia necesaria para el movimiento vertical de la carga [HP]

Cada uno de estos componentes se obtiene de gráficos. Para determinar N1 se precisa información sobre el peso de las partes móviles del transportador, es decir, el peso total por medio de los rodillos guía y de la banda en los recorridos útil y de retorno.

La potencia en el eje resultará entonces:

N =  N1  + N2  + N3

La potencia del motor necesario, Nm, puede calcularse a partir del rendimiento (η del dispositivo de accionamiento.
Para transmisiones de engranajes rectos η varía entre 0,90 y 0,95.
Para transmisiones de engranajes helicoidales η varía entre 0,70 y 0,90.

Finalmente la potencia del motor será: Nm = N /  η       [HP]


CALCULO DE LA CANTIDAD DE TELAS

El método de cálculo que se detalla a continuación es sólo orientativo para una rápida determinación del número de telas de cintas estándar o convencionales.

Podemos simplificar el proceso en dos pasos:

1.- Determinación de la tensión máxima de la cinta

A partir de la ecuación:

Tmax. = 75 * N * K1 / V
Siendo:

 = potencia instalada (o la utilizada a máximo régimen si no es conocida con certeza)
K1 = valores tabulados
V   = velocidad de la cinta en m/seg.
75  = es un factor de conversión para obtener el resultado de la tensión en kg.

Valores  K1:

Angulo de

 

 

Tipo de tensor

 

abrace

A tornillo

 

A contrapeso

 

 

Tambor motriz
 normal

Tambor motriz
revestido

Tambor motriz
 normal

Tambor motriz
revestido

180°

2,15

1,84

1,64

1,50

200°

2,00

1,71

1,54

1,42

210°

1,94

1,67

1,51

1,38

220°

1,88

1,62

1,46

1,36

2.- Determinación del número de telas

N° de telas = Tmax. / (ancho de cinta  x carga de trabajo)

Siendo:

Tmax.: tensión máxima (en Kg) determinada en el punto anterior
Ancho de la cinta: la utilizada, en centímetros
Carga de trabajo = dependerá de las características del núcleo textil (kg x cm x tela)

Valores de carga de trabajo por tela

TIPOS DE TELA STANDARD

Carga de Trabajo
Kg / cm / tela

Carga de Rotura
Kg / cm / tela

Algodón / nylon CN6

6

60

Algodón / nylon CN7

7

70

Nylon 12,5

12,50

120

Nylon 20

20

200



DETALLES CONSTRUCTIVOS DE LAS CINTAS:

Con telas de Ny s/cálculo y capas de goma de 1/32 y 1/16 de espesor. Rodillos portantes en tríos y de retorno, montados sobre rodamientos blindados de 1° calidad.
Cama metálica (C.M.): Ejecutada en chapa N° 14 L.C. Y perfilería laminada.
Correa de transporte con telas de Ny s / cálculo, lisa o corrugada de acuerdo al tipo de transporte.
Poleas motrices y tensoras: Tipo jaula y reenvío lisa con bombé para autoalineación.
Mando compuesto por motor trifásico blindado, reductor de velocidad o tornillo sin fin y acoples elástico y semirígido. 
Encausadores de carga y descarga s /curva de proyección.





MODELO

CAP. T/h.

M3/h.

CORREA

VEL. M/s.

CAMA

CTS 40

40

50

12"

2,8

C.M.

CTS 60

60

75

14"

2,8

C.M.

CTS 100

100

125

16"

2,8

C.M.

CTS 120/M

120

150

20"

2,8

C.M.

CTS 200/M

200

250

24"

2,8

C.M.

TRANSPORTADORES SANSÓN

CTS 120/R

120

150

20"

2,6

C.R.

CTS 200/R

200

250

24"

3,2

C.R.

CTS 352

352

440

30"

3,2

C.R.

CTS 500

500

625

36"

3,2

C.R.

CTS 780

780

975

42"

3,2

C.R.

CTS 1000

1000

1250

48"

3,2

C.R.



En este rango de cintas transportadoras con refuerzos textiles (poliester/nylon ó nylon/nylon) se pueden encontrar los siguientes productos:

PIROFER: Para transporte de materiales calientes y oleosos en condiciones de trabajo no severas, utilizada comunmente para: carbón tratado con aceite, escorias, asfalto, materiales oleosos en general, etc.

Temperatura de trabajo: Hasta 120°C - Coberturas: CR

PIROFER RB: Desarrollada para transporte de materiales muy calientes y altamente abrasivos, posee una cobertura especialmente formulada para ofrecer un óptimo rendimiento en contacto con: carbón de coke, clinker, materiales siderúrgicos.

Temperatura de trabajo: Hasta 150°C. Coberturas: CIIR

PIROFER RBN: Especialmente diseñada para transporte de materiales calientes y donde se requiera  una alta resistencia a la abrasión, comúnmente para: clinker, coke, arena de fundición, cerámicas.

Temperatura de trabajo: Hasta 120°C. Coberturas: SBR

OLIFER: Sus coberturas, construidas con compuestos especiales otorgan características óptimas para el transporte de productos adicionados con aceites de origen vegetal, animal o mineral. Su condición de antiestaticidad la hacen apta para el transporte de granos oleaginosos, piezas embebidas en aceites  y cualquier otro transporte que se realice en ambientes con peligro de incendio por descargas de corrientes estáticas. Responde a normas internacionales DIN 22104 e ISO N284.

Temperatura de trabajo: Hasta 80°C. Coberturas: NBR

TERMOLIFER: Especialmente desarrollada para condiciones de servicios muy severas donde se requiera la acción combinada de resistencia a los aceites, temperaturas y antiestaticidad. Respondiendo a las normas internacionales DIN 22104 e ISO N284.

Temperatura de trabajo: Hasta 90°C. Coberturas: NBR

PIROFER ANTIFLAM “S”: Su excelente  resistencia a la abrasión, a los  aceites y sus propiedades fundamentales de antiestaticidad y autoextinción, cumplen con las normas internacionales de seguridad para trabajos en silos y galerías de embarque en puertos graneleros. DIN 22103 DIN 22104 e ISO N340/N284.

Temperatura de trabajo: Hasta 80°C. Coberturas: NBR


Fuente:
Cintas transportadoras. ESCUELA PROVINCIAL DE EDUCACIÓN TECNICA N° 1 – SANTA ROSA–TTP Electromecánica -  Junio de 2005.  www.mce.lapampa.gov.ar/epet1/oferta/.../4.../Cintas%20transportadoras.doc

 

 
Preparada en 0.205 s Diseño y Hospedaje por webmaster.com.mx